“Estómago lleno, corazón contento”

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

“Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por DohkoDeLibra el Jue Feb 09, 2012 10:48 pm

Recostado sobre la silla, Dohko aguardaba tranquilamente la llegada de algunos de los reclusos, o quizás de todos ellos. Sabía que el primer grupo que conoció tenía un buen corazón aunque tuvieran diferencias con la razón. Ellos llegarían tarde o temprano, y por más pelea que dieran para él, no cesaría en sus intentos.

El celular comenzó a sonar y vibrar sobre el escritorio, rápidamente el joven atendió la llamada. Era su padre, el Señor De Libra llamaba para las típicas charlas familiares. El chico era muy apreciado por su familia, y la llamada demoró varios minutos… Su madre, su abuelo, su maestro, varios familiares estaban al teléfono emocionados por la noticia de que el chiquillo ya se encontraba en un establecimiento famoso. Mientras los minutos corrían, el chico entre risas y saludos interrumpió su atención al escuchar pasos dirigirse hacia la puerta.

- Señor, debo colgar.- Dijo mientras se sentaba correctamente en su silla. –Sí, me cuidaré y pronto los llamaré, cuídense todos y mis mejores deseos. Adiós familia.- Concluyó la charla con un ritmo algo acelerado, con ansiedad sobre aquellas pisadas acercándose.

La puerta comenzó a sonar con uso cuantos toques, hasta que el psicólogo dio paso al intruso.
- Adelante, por favor. Está abierto.- Dijo más sereno y concentrado.
avatar
DohkoDeLibra

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Edad : 25
Localización : Detrás de ti (?)
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por Saeko Busujima el Mar Feb 14, 2012 8:30 pm

Todos estaban advertidos de cómo era Saeko, violenta ante todo y que más que nada lo era porque adquiría gran placer al ver la sangre correr... Un vigilante herido con un corte profundo en el brazo izquierdo advirtió a tres más de lo que estaba sucediendo, entre los tres lograron controlar a Saeko acorralándola y atándola de pies y manos. Ya no sabían que otras vueltas darle al caso de la jovencita, más que nada porque la sala de tortura no le atemorizaba. Esta vez el director decidió enviarla con el nuevo psicólogo del lugar, pensaba que tal vez podría hacer algo con ella, controlar su temperamento, medicarla constantemente... En fin, algo.
Tal y como estaba (atada) fue llevada por unos de los guardias hasta la puerta del consultorio de Dohko de Libra claramente especificado con una placa en su puerta, fue el guardia quien tocó para luego de la señal ingresar con Saeko, dejarla parada en el medio del consultorio y darle un corto mensaje al psicólogo.

- Saeko Busujima. La envía el director, quiere soluciones en cuanto a su caso. Cualquier inconveniente estaré fuera.

Dicho esto el uniformado se retiró de la habitación cerrando la puerta al salir. La joven por su parte comenzó a inspeccionar todo a su alrededor, veía algunas cajas indicando que aún la mudanza no estaba completada pero se podía ver claramente algunos cuadros, una camilla, un par de sillones y una especie de botiquín. Parecía estar bastante preparado lo cual no le daba un buen indicio.
Ya con todo inspeccionado posó su mirada en la del doctor, no planeaba quitarle su vista de encima por muy molesto que le pareciera... Estaba en plena desconfianza y más con un completo desconocido que encima era psicólogo, una supuesta "ayuda" pero como bien se sabía allí dentro la ayuda era sólo una desventaja y tortura para ellos... No podía fiarse de nadie.

[Libra... Interesante moreno.]
avatar
Saeko Busujima

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por DohkoDeLibra el Mar Feb 14, 2012 9:14 pm

Los pasos que se acercaban concluyeron en la entrada de dos personas, una paciente y un guardia de seguridad. Como era habitual en ese lugar, el guardia le dio a conocer a Dohko que el Director enviaba a la chica; al parecer la muchacha tenía un comportamiento peligroso, no sólo porque la enviase el propio director, sino también porque fue evidentemente obligada a entrar.

- Muy bien, gracias. Tendrá sus resultados. – Respondió el psicólogo firme y seriamente al hombre mientras este mismo se retiraba.

Claramente pudo verla curiosa y atenta. Ella revisaba todo cuanto sus ojos podían alcanzar. “Unos ojos interesantes, reflejan una vista eficaz”, pensó el joven al examinarla con la mirada. Lo pensaba sinceramente, estaba despierto y preparado, lo que haría las cosas sencillas para los dos.

-Así que usted es la Señorita Busujima.- Dijo poniéndose de pie. – Mucho gusto, estoy encantado de conocerla.- Concluyó mientras hacía una leve reverencia con su cabeza.

En el tiempo de espera que venía siempre luego de los saludos formales con los que encaraba las conversaciones Libra, él aprovechaba para abrir el primer cajón de su escritorio negro, pulcro y brillante haciéndose con sus lentes de descanso. Se colocó los mismos mientras arremangaba las mangas de su camisa blanca y aflojaba levemente la presión de su corbata negra (como era su hábito).

Una vez listo y rodeando el escritorio, se apoyó ligeramente sobre él, con ambas manos reposando sobre el mismo, cruzando las piernas flexionadas sobre el piso, vestidas por su pantalón de vestir negro y su cinturón y zapatos a juego.

-Pues bien, señorita. ¿Qué sucede que la trajeron aquí? – Preguntó amablemente, mirándola e invitándola con la vista a sentarse en uno de los sillones negros de cuero, que se veían por demás de cómodos.

_________________
Crees que luchas por la paz, pero esparces muerte y destrucción
avatar
DohkoDeLibra

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Edad : 25
Localización : Detrás de ti (?)
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por Saeko Busujima el Miér Feb 15, 2012 8:13 am

Sin quitarle su vista de encima siguió atentamente cada uno de sus movimientos y más aún cuando notaba que movía o sacaba cosas, temía que una inyección con somníferos viniera repentinamente... No es porque fuera tan débil como para no esquivarla sino que aún estaba atada de pies y manos, por lo tanto no tenía forma rápida de escapar.
El psicólogo no tardo mucho en ponerse cómodo y comenzar a investigarla de pies a cabeza, seguramente debía haber leído su historia clínica... No le sorprendería que supiera de su bipolaridad también. Con sus pies atados dio un leve salto hacia atrás y lo quedo mirando con desconfianza. ¿Sentarse? ¿Qué clase de loca pensaba que era? Podía estar muy mal pero no tanto como para caer en ese tipo de trampas.

- No es de su interés.

Respondió con seriedad y voz cortante, quería irse lo más rápido que podía ya que detestaba concurrir a los psicólogos más que nada porque la mayoría la creía tan loca como para tratarla como si fuera una niña de 5 años.

Recuerdo:
- Tranquila, si te portas bien y me cuentas tus problemas te regalaré un dulce.
------------------
- No te alarmes tanto sólo quiero cuidarte.
------------------
- Ven pequeña, yo te ayudaré con tus problemas.


Ya era demasiado... Aquellos recuerdos la hacían enfurecer y perder el hilo de la actual conversación. Volviendo en sí posó nuevamente sus ojos azules en los verdes de su "enemigo", observándole con tranquilidad de arriba hacia abajo; parecía no portar armas (a simple vista), llevaba puesta una camisa blanca con una corbata negra al igual que su pantalón y zapatos... Debía admitir que aquel traje le sentaba de maravilla pero no era momento para fantasear. Regresando con tranquilidad a los ojos del doctor comenzó a mover sus manos bruscamente intentando quitarse las cuerdas con las que estaba atada, creía que no sería muy complicado aunque pudo notar que los nudos eran tan fuertes que comenzaban a hacerle daño a su circulación. Hizo un pequeño sonido de molestia dando a entender que estaba incómoda y sintiendo algo de dolor para luego suspirar con fuerza y quedarse quieta nuevamente.

- Rayos... - Musitó entre dientes y por lo bajo; en verdad estaba en desventaja.
avatar
Saeko Busujima

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por DohkoDeLibra el Miér Feb 15, 2012 7:54 pm

La chica se negaba con una resistencia digna de una guerrera a la intención de Libra por establecer una conversación y un vínculo paciente-profesional. Era algo más o menos natural para un psicólogo enfrentarse a alguien escéptico a la terapia o la recuperación psicológica. La carrera implicaba lidiar con ese tipo de personas que eran recurrentes en el ambiente, porque ya sabemos que a nadie le gusta que desmantelen sus máscaras y secretos, ¿no es así?. Así que, preparado para la situación, Dohko percibió la hostilidad y fácilmente comenzó a procesar varias hipótesis anticipadas del comportamiento de la paciente, así también como la forma en que funcionaba su razonamiento y su conducta. Su dureza era excepcional y tendría que esforzarse en suavizar aquella piedra para que cediera un poco. Ella lo miraba con desconfianza, y rápidamente respondió groseramente a su especialista; él por otro lado, ya estaba acostumbrado y decidió no perder el tiempo en juegos tontos, la chica era directa y la mejor forma de brindarle comodidad era demostrarle lo que uno era capaz de hacer por ella.

-Okey, entiendo a qué vas.- Comentó mirándola a los ojos – Sé que es duro confiar en alguien, así que te daré mi mayor muestra de consideración. Leí tu expediente, y sé cuán peligroso es para mí hacer esto…- Dijo acercándose cuidadosamente y con las manos alzadas para que ella notara su pasividad – Tu agresividad y tu habilidad para la violencia son impresionantes… Ningún otro ha hecho esto, ¿cierto? – Justificó su verosimilitud posando despacio y con cautela sus manos sobre los nudos que la ataban – Te desataré y podrás sentarte a conversar conmigo sin ser una “reclusa” – Dijo al último, mientras esperaba con su mirada la aprobación de la chica para continuar con su liberación.

_________________
Crees que luchas por la paz, pero esparces muerte y destrucción
avatar
DohkoDeLibra

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Edad : 25
Localización : Detrás de ti (?)
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por Saeko Busujima el Vie Feb 17, 2012 11:16 am

¿En qué diablos estaba pensando? ¿La iba a soltar aún sabiendo de lo que era capaz? No iba a caer en sus juegos mentales de "tu suelto, sé buena conmigo"... Jamás. Desconfiada de lo que podría pasar se quedó quieta pero analizó en todo momento lo que él estaba haciendo.

- ¿Sabes que podría matarte si me sueltas?

Dejó salir una de sus tantas preguntas colgadas, no es que quisiera meterle miedo, para nada; sólo pretendía hacerle saber con quién trataba... Saeko no era una persona confiable y cualquier movimiento que a ella le produjera desconfianza podría ser motivo para un nuevo ataque.
Fuera de todo esto también estaba pensando en escapar, pero su gran problema era el grandote que custodiaba el otro lado de la puerta. Iba a ser difícil salir de allí sin toparse con él.

- No deberías fiarte de nadie de aquí, ni siquiera de la cabeza de éste hospital... Todos... Todos ellos sólo quieren destruirnos.

Sonaba bastante paranoica pero era porque sabía que no se podía confiar en los locos y tampoco en aquellas personas que estaban en la cima del éxito. Todos ellos, los ambiciosos, estaban allá arriba por locura también... Estaban tan locos por la plata que no se daban cuenta que eran casi o más locos que Saeko y el restos de los internos; o por lo menos esa siempre había sido la forma de pensar de ella.
avatar
Saeko Busujima

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por DohkoDeLibra el Vie Feb 17, 2012 8:13 pm

La chica lo advirtió de la suerte que correría si se equivocaba con ella, pero también fue capaz de aconsejarlo sobre la gente de ese hospital. Al parecer ella tenía conocimientos de las oscuras intenciones que rondaban por el famoso lugar. Más aún, sus advertencias fueron directo a la cabeza del grupo médico: el director. Saeko hizo una especial mención en su honor y no era para menos que Dohko la tomase como algo clave en el trato con ella. El hospital tenía algo que a él nunca le había gustado, pues no era una institución aparentemente centrada en el estudio y el proceso de recuperación mediante la terapia de sus pacientes, sino que era una de las que preferían acallar aquellas voces rebeldes impulsadas por la locura y sin razón que atacaban donde fuere con su retorcido sentido de la honestidad y la realidad.

Volviendo a lo importante, el profesional prosiguió a dedicarle algunas palabras a su paciente antes de empezar a liberarla.

-Sé que podrías matarme, sé que no vas a hacerlo y lo más importante… Sé que una leve luz de esperanza ves en mi convicción, pues me has advertido y aconsejado. Te liberaré y correré el riesgo que te deshagas de mí, ya te he dicho que sólo quiero que conversemos. – Dijo sinceramente mientras comenzaba a desatarla - … Eres increíblemente joven, quisiera conocer qué es lo que te pasa…- Culmina mientras finaliza con las ataduras.

_________________
Crees que luchas por la paz, pero esparces muerte y destrucción
avatar
DohkoDeLibra

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Edad : 25
Localización : Detrás de ti (?)
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por Saeko Busujima el Sáb Feb 18, 2012 11:48 am

Las palabras del médico fueron bastante concordantes, prácticamente la estaba a punto de convencer ya que tenía razón de cierto modo... ¿Por qué le daría tanta información sino? Se podía notar algo de confianza comenzar a aflorar en Saeko. De todas formas y por el momento prefirió cerrar la boca esperando que el joven Libra la liberara para ver qué clase de jueguitos la esperaban. Conocía bastante bien las formas de jugar que tenían los psicólogos debido a la gran cantidad de expertos que la trataron y a la cantidad de años que concurrió por sus problemas psiquiátricos.
Lo que Dohko decía parecía ser sincero y más aún porque se estaba arriesgando a ser atacado por una psicópata... ¿Quién estaba más loco?

- Estás arriesgándote demasiado, novato.

Lo miro con seriedad unos segundos para luego alzar sus brazos y dejarlos reposar unos momentos en los hombros de él mientras se tronaba lentamente los dedos.

- Si todos los "expertos" hubieran sido así... Creo que más de uno habría sobrevivido.

Sonrió dulcemente para luego quitar sus brazos de sobre los hombros de Libra para acto seguido agacharse y desatarse las cuerdas que detenían su andar. Hecho esto y con completa libertad se dirigió a los sillones, los inspeccionó un poco y prosiguió a sentarse cómodamente sin preocupaciones; aunque el sentarse allí para conversar no implicaba una completa confianza aún... Si él quería su confianza la tendría que ganar con el día a día. Actualmente no pretendía bajar la guardia, no quería despertarse en la sala de torturas.
avatar
Saeko Busujima

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por DohkoDeLibra el Dom Feb 19, 2012 12:05 pm

No fue nada sorprendente que la chica lo tomara como un novato, más sí lo fue el hecho de tocarlo... El contacto físico extralimitó una de las restricciones que había colocado Busujima para detener a Libra. Ahora, había algunos resquicios de fe en Saeko que le daban luz verde a las intenciones benignas que él le profesaba, había una oportunidad de conversar y debía aprovecharla sabiamente.

- El que no arriesga, no gana. - Dijo mientras la chica se dirigía a los sillones. - No soy ningún "experto" como tú dices, pero puedes apostar que hago un gran esfuerzo por sólo tener una plática contigo...- Comentó por último, esperando que ella tome asiento y se quedase cómoda.

Una vez que la vio asentarse una reconfortante sensación de tranquilidad recorrió su cuerpo... Había pasado la primer etapa. Su actuación había sido la correcta y era aprobada por su paciente, quien parecía haber tomado algo de interés en él. Esto inevitablemente lo hizo sonreír complacido, sin ningún miedo a que su sonrisa sea detectada por ella, quien lo vigilaría incansablemente durante toda la sesión. Sabía por experiencia y conocimiento que el tipo de persona que estaba frente a él era de esas que viven una batalla, una lucha interminable contra su propia locura, sus propios delirios, esas voces o deseos corruptos que los corrompen sin poder o no querer hacer nada por evitarlos y controlarlos. Claro estaba en sus expedientes, claro estaba en su conducta... Era una tarea difícil para él y hasta ahora era sólo el comienzo, la terapia sería eterna con sus diagnósticos y con su personalidad conjunta que se combinaban para hacer una especie de cóctel explosivo que destruiría todo como si se tratase de encender un fósforo rodeado de dinamita y gasolina. Los errores y los secretos serían inflamables para ella, puesto que estaba segura de que no había nada de estabilidad en Anxiety y Dohko sólo sería probablemente otro abusivo que la explotaría para su diversión, para la satisfacción de perversos deseos que transforman la delgada línea de la cordura y la locura en algo casi inexistente. Los locos no sólo eran reclusos o los que se encontraban viviendo allí, sino que también había bastantes renglones torcidos por todo el grupo directivo y las autoridades del hospital.

- Gracias por tu amable disposición, me encargaré de que no hayas desperdiciado tu tiempo conmigo- Dijo agradecido por el ligero y positivo cambio de actitud en Saeko. - Quisiera conocerte lo antes posible, así que comenzaremos poco a poco, si te parece bien...- comentó mientras se sentaba en un sillón individual de cuero negro impecable que era claramente nuevo junto a los demás. Estaba colocado justo frente a ella, aunque los dividía una mesilla de vidrio especial, con patas de hierro plateado y bordes redondeados, todo combinado para hacerla muy resistente e inútil para locos con intenciones de manejarla. Una vez sentado, su mirada viajó suavemente hacia los ojos de ella, sus brazos reposaron en ambos apoya-brazos del sillón y cruzó sus piernas relajadamente, con la punta de su pie apuntándola. Levantando levemente sus brazos y con precaución y suavidad, con su diestra acomodó sus lentes mientras su siniestra le informaba la hora con su reloj plateado de fondo negro y detalles blancos. - Muy bien, quisiera estar un poco más informado sobre Anxiety, si quiero ayudar debo saber dónde estoy parado. Espero que puedas ayudarme, quiero hacer todo lo posible por la salud de mis pacientes. ¿Quisieras comentarme qué sucede aquí en realidad? - Preguntó amablemente, mirándola y sonriendo en complicidad a la vez que sus manos entralazaban sus dedos.

_________________
Crees que luchas por la paz, pero esparces muerte y destrucción
avatar
DohkoDeLibra

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Edad : 25
Localización : Detrás de ti (?)
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por Saeko Busujima el Lun Feb 27, 2012 2:38 pm

[El que no arriesga, no gana; dijiste. El que arriesga puede morir por...]

Su pensamiento fue interrumpido por los movimientos repentinos del profesional los cuales la tomaban por sorpresa y la mantenían cada vez más alerta; se estaba volviendo algo paranoica (más de lo que ya lo era), el estar encerrada en una habitación de 4x4 con una persona que quería "lavarle el cerebro" le resultaba más que una simple amenaza como lo era para ella la sala de torturas.
¿Conocerla? ¿Comentar sobre el lugar?... Tal vez podría comentar sobre el lugar, pero no conocerla. Saeko era muy cerrada en ese aspecto y si quería conocerla le costaría mucho hacerla hablar... O tal vez la mejor opción era sacar pequeños fragmentos de ella acorde a lo que iba hablando y de la forma en que decía las cosas. Su mirada se posó latente en los ojos verdosos de su "contrincante", se acomodó un poco mejor en el sillón dejando reposar todo su cuerpo y dejo entre ver una pequeña sonrisa maliciosa antes de comenzar a hablar.

- Es fácil de resumir, todos creen que este es el paraíso a la hora de curar a esta sarta de locos pero la realidad es que todo el que entra aquí o se vuelve más loco y termina suicidándose o intenta sobrevivir hasta que cumple su condena.- Hizo una pausa para respirar un poco y luego retomar.- He cumplido una condena aquí y sólo he sobrevivido gracias a mi forma de ser.

En un movimiento un tanto sospechoso se levantó de su asiento y dirigió su rostro al oído del joven para poder susurrarle, sabía que dentro del consultorio podría haber micrófonos y hasta cámaras; de todas formas lo que hacía era para incomodar al psicólogo y ver si en verdad aquellos grandulones tenían todo inspeccionado. Si de verdad tenían micrófonos y cámaras podría intentar intervenir para quitarla de allí.

- Al primero debes curar es a Alexandr Kozlov... Sin él todo sería más sencillo, está más loco que cualquiera.

Antes de retirarse de su lado se rió suavemente y acto seguido prosiguió a sentarse en el lugar de antes. Al parecer nadie estaba escuchando la conversación, por lo menos no por el momento... Alex no se quedaría quieto ante un ataque hacia su persona por lo que estaba un poco más relajada; se acomodó sin más vueltas y continuó mirando al chico en espera de alguna reacción.
avatar
Saeko Busujima

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por DohkoDeLibra el Mar Feb 28, 2012 7:45 pm

Las explicaciones fueron difíciles de seguir para Libra dada la sensualidad con la que la reclusa lo intimidaba, o al menos ella creía intimidarlo… Escuchó atento e inmutable sus comentarios y su relato, para luego entender que ella realmente era una guerrera encerrada. Una fiera indomable que no cedería ante ningún tirano como lo era el director de Anxiety, Kozlov. Luego del tenaz y temerario movimiento de Saeko hacia él, un escalofrío encantador recorrió el cuerpo de Dohko, estremeciendo y enloqueciendo su piel a la par que sus ojos verdes se fijaban en aquella muchacha atrevida que parecía jugar con él.

“Tú no juegas conmigo, yo soy el profesional aquí…” pensó mientras utilizaba toda su voluntad para calmar aquel sentimiento que lo estremecía. Ella parecía divertirse con él, mientras que aparentemente no sabía a lo que se arriesgaba. Jugaba libremente y tranquila, provocando a Kozlov sin tener en cuenta que se encontraba frente a otro hombre de gran peso… Sin darse cuenta la chica comenzó a divertirse y juguetear con quien no debía, Dohko en el fondo siempre fue y sería un tigre recluído en su interior.

-Ya veo…- Dijo levantándose al esperar que Busujima volviera a su lugar – Las cosas están bastante podridas en este lugar, tal y como parece no eres tan loca como se apreciaba al comienzo. – Hizo una pausa mientras se acercaba lenta y pasivamente hacia ella. – Seré la resistencia en este hospital, y trataré de curar a todos los que pueda, pero hay algo que debes saber…- Comentó mientras en un veloz movimiento de sus brazos rodeaba los apoyabrazos del sillón de Saeko – Yo no soy ningún tonto, Busujima… No juegues conmigo.- Terminó de hablar para mirarla con otros ojos, unos ojos llenos de vida y vigor; parecía no ser él.

Y así era… Ella quizás debía tener en cuenta que no sólo Kozlov era un peso pesado en el hospital, sino que él era uno de los psicólogos más dedicados que vería en su vida, y que ella podría ser una fuerte guerrera, pero tenía que saber que se había encerrado a jugar con algo que parecía ser un gatito, mientras que en realidad ella estaba encerrada en una jaula tentando a un tigre.

Mientras tanto, Dohko no podía evitar pensar en las acciones que podían estar ocurriendo allí… Más no quedaba otra alternativa que comenzar a moverse e intentar intervenir en cuantos casos pudiera. Sabía bien de la existencia de muchos hospitales y asilos que supuestamente dedicaban su tiempo a “curar” a sus pacientes, mientras que la realidad era muy distinta: aprovechaban la locura ajena para calmar la propia. Sus retorcidas mentes se alimentaban de aquellas aún más debilitadas por las drogas y el encierro, cuando ellos gozaban de la gloriosa libertad y la brillante fama de sus profesiones. Nada más despreciable y asqueroso para Libra que aquellos abusadores, lo cual lo movía a tener un nuevo objetivo en su vida que ya no tenía que ver con las artes marciales ni con su familia… Ahora él estaba totalmente enfocado en salvar personas, en salvar mentes y en ayudarlas en su camino hacia las sendas de la cordura. Por supuesto sabía lo que eso significaría, sabía de aquellas piedras en su camino y de todas las hazañas que estaban por delante para el progreso de las pobres almas en pena condenadas en ese extraño hospital.

Pasaron unos segundos, y la mirada de tigre que el joven había clavado sobre ella se desvaneció…

-Oh, lo siento… Creo que la indignación hizo efecto en mí… - Prosiguió alejándose rápidamente de Saeko.

_________________
Crees que luchas por la paz, pero esparces muerte y destrucción
avatar
DohkoDeLibra

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Edad : 25
Localización : Detrás de ti (?)
Rango :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “Estómago lleno, corazón contento”

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.